Más libros, menos favoritos

1 feb. 2016


No suelo hacer mucho uso de está sección, pero hace apenas unos días estaba viendo los vídeos de Thoughts on Tomes, y había uno en especifico en el que nos platicaba acerca de como le fue en su 2015 como lectora.
En el nos explicaba como había leído una gran cantidad de libros en este 2015, pero aún así le fue muy fácil escoger entre sus favoritos. 

No pude evitar sentirme identificada con está situación, ya que hace poco yo también traté de hacer mi lista de mejores lecturas del 2015; leí 100 libros el año pasado por lo que para agilizar las cosas decidí separar todos los libros que había puntuado con 5 estrellas y elegir entre ellos mis 10 favoritos.
Pensé que este sería un arduo trabajo y que probablemente iba a dejar a varios que me encantaron de lado, pero grande fue mi sorpresa al encontrarme con tan sólo seis libros que llevaban la puntuación máxima. Seis libros de cien.
Tuve un gran número de lecturas, pero si nos ponemos a analizar la calidad de la mayoría de ellas, me hizo pensar que con cincuenta libros menos probablemente obtendría el mismo resultado.

Pienso que está gran baja de libros favoritos se debe a que llevo ya casi dos años en este mundillo, y conforme el tiempo pasa me he vuelto mucho más crítica a la hora de puntuar un libro y analizar sus defectos. Al escribir una reseña, no puedo evitar no notar defectos que mientras estaba en plena lectura deje pasar de largo, o también notar cosas positivas que en un comienzo no me parecieron la gran cosa.

Ahora soy mucho más consiente de lo que leo, y si bien esto me ha hecho bajar en gran medida mi número de libros favoritos, también ha hecho que los pocos que me llegaron a encantar cobren un mayor significado. 
Por ejemplo, nunca dudé en colocar a Yo antes de Ti como mi mejor lectura del año, y aunque ya han pasado más de siete meses desde que lo leí, cada vez que pienso en su historia me emociono tanto que hasta me resulta surrealista lo mucho que me gustó está novela.

En fin, que esto de volverse más crítico es un cuchillo de doble filo. Por un lado tenemos un reducido número de historias que nos parecieron fantásticas, y por el otro una montaña de historias mediocres que quizás a nuestro yo anterior le hubiesen gustado.

Cuéntenme, ¿alguna vez les ha pasado esto? ¿sienten que conforme van adentrándose más en el mundo de la lectura, se vuelven mucho más perceptivos a las fallas? Un beso enorme y nos leemos en la próxima entrada❤️

21 comentarios :

  1. Hola^^
    Me pasa lo mismo, conforme voy leyendo más y más, soy más crítica y cuesta más que un libro llegue a enamorarme completamente.
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. De hecho actualmente me pasa eso y lo note porque me gusta mucho el género YA, pero últimamente intente leer libros de este tipo, libros que antes hubiera amado y ni siquiera puedo empezarlos y ahí fue cuando note que mi manera de ver una lectura cambio, no creo que tampoco lea cosas diferentes pero si que me volví más selectiva al momento de elegir un libro e igual cobro sentido al hacer mis recuentos de lecturas favoritas y no favoritas, al final creo que es algo bueno porque significa que estamos cambiando, para bien o para mal lo hacemos y como tu dices debido a esto aquellas lecturas que amamos cobran más fuerza y se vuelven aún más especiales :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Fátima!!!
    La verdad es que a mí también me pasa. Hace unos años cuando llevaba menos lecturas recorridas, consideraba verdaderas maravillas, libros que eran solo "buenos"
    Es como dices un arma de doble filo ;)
    Nos leemos, besos ^^

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Pues te apoyo en lo que dices, tengo 3 años ya leyendo y la verdad es que conforme voy agregando más libros a mi pila de leídos soy mucho más critica y más fuerte a la hora de reseñar. Este mes simplemente puntue como 2/3 libros con 4 estrellas de los 13 que me leí xD es algo difícil y hasta me sentía decepcionada pero ya veo que es algo normal :D

    UN BESO

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Yo solía ser de las que a cualquier libro le ponía 4 o 5 estrellas y ahí si que era difícil elegir cuales habían sido mis mejores lecturas. Pero después de un tiempo me di cuenta que muchos libros no merecían la nota que tenían porque no eran memorables para mi. Así que desde el año pasado vengo tratando de ser más justa a la hora de poner notas, sin que me de pena poner un 2 si es que se la merece.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  6. Hola Fatima, por supuesto que me identifico con esta situacion, cuando me pongo a leer mis reseñas pasadas me pregunto ¿que estaba pensando? o ¿porque a llegarme a gustar tanto y ahora no me parece tan buena?
    Supongo que nos suele pasar a todos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Por un lado tenemos un reducido número de historias que nos parecieron fantásticas, y por el otro una montaña de historias mediocres que quizás a nuestro yo anterior le hubiesen gustado.

    Me llegaste al corazón con eso. Definitivamente me sucede. Hace rato estaba admirando las estanterías de una blogger, donde las novelas de romántica juvenil llenan todo el espacio. Las portadas tan coloridas de la saga After se ven tan lindas y por un segundo, deseé tenerlas, aunque ya sé que no me gustarán. Sé que si voy a leer novelas juvelines probablemente termine poniendo los ojos en blanco. A veces me pregunto cómo es que me encantaba Bajo la misma estrella, por ejemplo. Entre más leemos y sobretodo, entre más ampliamos los géneros que leemos y reflexionamos sobre tramas, personajes y estilos, más críticos nos volvemos, y por ende también selectivos. Es lindo y torturador al mismo tiempo, al menos para mí. Sin duda, me gustaría disfrutar de novelas románticas sin criticar tanto a sus protagonistas :P ay, en fin...
    Besos :3

    ResponderEliminar
  8. Hola bonita :)
    Primero que nada, wow, 100 libros es mucho ^^ Segundo entiende el sentimiento, conforme uno va leyendo se da cuenta de que hay muchos patrones que se van repitiendo, historia en las sólo hay cambios mínimos entre ellos, a la larga uno deja de sorprenderse, es inevitable que uno dejé de disfrutar ciertos géneros el punto es buscar nuevas tramas y descubrir nuevos autores ^^
    Besoss

    ResponderEliminar
  9. Completamente de acuerdo con ello, pero a mi no me ha pasado por leer más, si no que se me ocurrió entrar a la carrera de Letras, y luego de dos semestres ahí me di cuenta que mi percepción hacía los libros había cambiado, y más aún, mi selectividad, también me fue dificil un año elegir mis libros favoritos, porque todos tenían un pero, ahora luego de cinco semestres en la carrera hay muchos libros que me llamaban la atención antes y ahora no lo hacen, es curioso y a la vez me agrada, porque las últimas lecturas que he tenido las he disfrutado mucho, por lo mismo de mi selectividad. Amo mi carrera y no me arrepiento de nada, aunque si me gustaría tener una lista más grande de libros favoritos, pero por el momento estoy bien :3
    Y pues coincido en lo que dijo Ana aquí arriba: "Por un lado tenemos un reducido número de historias que nos parecieron fantásticas, y por el otro una montaña de historias mediocres que quizás a nuestro yo anterior le hubiesen gustado."
    Saludos Infinitos :D

    ResponderEliminar
  10. Hola, la verdad es que no lo había pensado así, pero es verdad que en ocasiones es mas difícil que una historia nos sorprenda... pero creo que lo mejor es que cuando lo hacen realmente valen la pena, esperemos encontrar varias este año, saludos :)

    ResponderEliminar
  11. Definitivamente me tengo que hacer con la novela " Yo antes de ti" , me ha gustado tu entrada, besitos y nos leemos

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Fátima! ¿Cómo estas?
    Me encanta ver en el escritorio de blogger cuando hay nueva publicación tuya.
    Muy interesante esta entrada. Concuerdo al cien por cien contigo, cuando no hacíamos reseñas ni poníamos puntuaciones, seguramente nos gustarían cientos de libros que hoy en día les ponemos una puntuación media, tirando a baja o incluso mala.
    Antes dejabamos pasar detalles por alto, o simplemente se nos olvidaban, pero ahora, al tener que analizar parte por parte, somos mucho más críticos, cosa que me gusta, hay que saber diferenciar lo bueno de lo mediocre, pero también aquí juega mucho nuestros gustos personales.
    Sin duda alguna, si me dan a elegir por ejemplo entre una novela romántica y una de fantasía, le daré más puntuación a esta última, aunque la primera esté mejor escrita.
    Son muchos factores los que funcionan aquí.
    Creo que al ser más críticos, cuesta que una historia nos sorprenda, pero lo bueno es que la que lo hace, lo hace pero a lo GRANDE.

    ¡UN FUERTE ABRAZO!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! llevo unos cuantos años leyendo y la verdad es que me cuesta mucho encontrar un libro que me encante, pocas veces cojo un libro y me lo leo en un momento (a no ser que sea corto). Por una parte me alegro porque, como tu dices valoras más aspectos, pero por otro me da pena no tener esa sensación más a menudo.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Entiendo perfectamente lo que sientes, y es parte de evolucionar como lectora (muchas veces influidas por blogs, Youtube, etc.). Está bien, porque nos hacemos más críticos al cambiar y valoramos más esos pequeños detalles que quizá en otra época no habríamos tenido en cuenta. A mí me parece muy bonito ver como crecemos con nuestras lecturas y nos convertimos poco a poco en aquello que seremos algún día.
    Un beso, nos leemos :)

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola!
    Entiendo perfectamente lo que dices. Leí 53 libros el año pasado y mis mejores lecturas fueron unas seis o siete. De hecho, la puntuación media fue inferior a 2.5 [es decir, que tengo una media de suspenso en las lecturas, ahí es nada xD]. Este año me he planteado escoger mejor lo que leo, así que estoy leyendo mucho menos, pero de mejor calidad jajaja

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  16. Te entiendo perfectamente, aunque yo sigo siendo muy "blandita" y sigo puntuando casi siempre hacia arriba ya cada vez siento que me cuesta más darle las cinco estrellas a un libro. Eso sí, cuando se lo das, se lo das de corazón.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  17. Sé a lo que te refieres, porque a mí también me pasó lo mismo cuando tuve que hacer mi lista de mejores lecturas. Y es una pena, porque aunque leo muchos libros que me gustan, la verdad es que hay pocos que me marquen de verdad. Como "Yo antes de ti", por ejemplo. Yo creo que es porque de leer tanto, te vas volviendo cada vez más exigente.

    Besos!

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola!
    Es cierto que cuando tu número de lecturas comienza a elevarse también aprendes lo que puede gustarte y lo que no y lo que realmente importa (separado de todo lo de más). Hace mucho que no encuentro ese libro que diga ÉSTE me ha gustado por encima de todas mis lecturas. Es cierto que tengo un libro favorito ante todos, pero si hacemos un balance del año o del mes, todavía no he encontrado algo que diga: wow. La verdad es que odio ser tan exigente.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Hola guapa!
    Pues la verdad es que tienes mucho razón, aunque a mí me cuesta mucho puntuar una novela con una mala puntuación, soy demasiado blanda para algunos libros. Pero es verdad que cuanto más llevas leído, más te cuesta dejar pasar esos fallos o esos tópicos, pero cuando leo suelo evadirme por completo, pues si no, sé que no disfrutaré de la lectura.
    Me ha gustado mucho tu debate :D
    Besos!! <33

    ResponderEliminar
  20. Aunque llevo cuatro años como lectora, apenas llevo uno como lectora 'compulsiva', bien, no es la mejor manera de describirme pero en esos cuatro años no leía tanto como hasta hace uno que leo bastante. Y creo que aunque si me he hecho más hábil para detectar errores, aún soy fácil de enamorar.
    Sin embargo, si crees que ya estas creciendo como lectora intenta leer géneros nuevos para ver que tal.
    Saludos Fatima.

    ResponderEliminar
  21. Hola linda!
    Comprendo tu entrada, estamos consientes que conforme vamos creciendo, nuestro ojo crítico se vuelve cada vez más y más duro. No eres la única, les pasa a muchos con algunos libros, he visto mucha gente que le gustó Crepúsculo o Beautiful Disaster y fueron sus primeros libros, y cuando él/ella fue leyendo cada vez más y más, recordó esos libros y se dijo a si mismo que no eran tan buenos como creían que eran.
    Pero ntp, es normal sentir eso, todos tenemos gustos variados y conforme vamos creciendo, nuestro YO también. Muy buena entrada y muy interesante :)
    Saludos!!!

    ResponderEliminar